• Blog

    Hoy me perdono

    «Por mucho tiempo yo fui mi peor enemiga, de hecho, fui mi único enemiga. Fui yo, quien permitió que el miedo dominara mi vida. Fui yo, que se aferró a las penas del pasado para llenar mi presente de sufrimiento. Era mi propia voz la que escuchaba y me convencía de no merecer lo bueno y que me hacia sentir menos que los demás. Fui yo, quien se llenó de inseguridades y dudas, de celos y resentimientos. Fui yo misma…